Melilla

CañAda De La Muerte Melilla

En la única y diminuta habitación de la casa se ven unas esterillas y muchas mantas. La vivienda no tiene agua -la cogen de una fuente-, y los inquilinos hacen sus necesidades en el río.

De vez en cuando pasa por el sendero algún burro cargado de tomates y alcachofas para la venta. Los seguidores de Alá crían corderos en sus casas y los tienen atados a la puerta. La Cañada de la Muerte es por fuera como la casbah de cualquier ciudad árabe. Calles estrechas, viviendas de barro y madera pintadas de blanco o de colores llamativos, ningún servicio; antenas de televisión en los tejados y mugre y hacinamiento. Llegó a Melilla en el año 1936 con un familiar que tenía un trabajo de militar de infantería de los que lucharon con Franco. Ahora en esa fecha se estableció con su madre en la Cañada de la Muerte. La vivienda es exactamente la misma de entonces, pero ahora tiene mujer y 13 hijos, los últimos “unos gemelos de 40 días”.

From Tamco Distribuidora De Tabacos S L., Melilla

La contrariedad de introducir ‘agentes encubiertos’ resulta elevada. A estos sitios habría que añadir algunas localidades del Levante, Murcia y Almería, donde se han infiltrado individuos alentadores de facciones radicales islámicas que buscan mezclarse con la gente llegadas para trabajar en la zona.

CañAda De La Muerte Melilla

Dos semanas antes de la ‘operación Duna’, El Confidencial Digital se realizó eco de un análisis realizado por dos profesionales de la Facultad de Granada en el que se alertaba de la conversión de tal enclave en un ‘caldo de cultivo’ para el yihadismo radical. Ahora, ciertas fuentes consultadas por ECD en el ámbito de la inteligencia antiterrorista apuntan otras zonas problemáticas por la viable aparición de focos similares, si bien las señales son aún incipientes. “Me han pegado un montón de ocasiones en comisaría. En ocasiones noto dolores en los pulmones de las patadas que me dieron. En 1979 pasé 20 días en la cama por la paliza que recibí. No guardo rencor, pero deseo que me den mis derechos”. Es Moham Mohamed Alí, de 35 años, nacido en Melilla, hijo de un musulmán que participó en la guerra civil de españa.

Gente En La Capital De España

Al cierre de esta edición no había ningún detenido, pero tampoco sabemos si los habrá. La Cañada se ha vuelto a convertir en un barrio inexpugnable donde los vándalos afilan catanas en el parque con tranquilidad. Da igual que sean autobuses, ambulancias, taxis o policías… La Cañada los recibe, con suerte, a pedradas, pero también a balazos. Cerca de Mohamed reside una viuda que ni siquiera sabe la edad que tiene. Aparenta unos 70 años y está haciendo la comida en un camping-gas.

  • En verdad, un exmilitar español era el que asesoraba a esta célula terrorista domiciliada en Melilla y es hermano del presunto cabecilla del conjunto de terroristas, que era el encargado de captar a los jóvenes del barrio.
  • A lo largo de 2014 se han acentuado las operaciones contra estas células.
  • Según los datos recogidos por Europa Press, sólo entre marzo y agosto del año vigente, la Policía y la Guardia Civil han detenido a 24 personas, la mayoría de ellas pertenecientes a células destinadas a reclutar y mandar terroristas a zonas de enfrentamiento.
  • “Siempre fué un vecindario marginal, en cuanto a que son familias de condición muy humilde pero bueno esto no significa nada”, cuenta Hassan.
  • La pobreza y el prominente nivel de analfabetismo chocan poderosamente con algunos turismos de gama alta que se pasean por el vecindario.
  • No es lo mismo intervenir en la Cañada, a intervenir en otra parte de Melilla, la policía no es bien recibida en estas calles y muchas veces los vecinos de la zona lanza piedras contra los automóviles.

Afirma que es un antiguo delincuente que encontró el camino merced a la religión y que ganó la presidencia en buena lid. En medio de la charla hace aparición un joven, también barbado y con una túnica a la tendencia saudí, y nos interroga sobre lo que hace EE UU con los musulmanes de todo el planeta. Abdelkrim le indica que no revuelva las cosas, que lo esencial es hablar del vecindario, de la lucha contra la droga que golpea a sus jóvenes. A objetivos de junio, esta mandada particular presenció un duro enfrentamiento entre Abdelkrim, que asegura ser el presidente de la asociación, y un conjunto de vecinos que lo negaba. Según , Abdelkrim no fue elegido en una reunión libre sino en una asamblea conmemorada en la mezquita lo que piensa que solo le pudo votar la multitud religiosa. Le acusan de combinar religión y política y de aprovecharse de los sentimientos de la mayoría de vecinos.

Aun, creen que Abdelkrim está siendo usado por su parte por una de las asociaciones religiosas de la ciudad, en perjuicio del partido Coalición por Melilla, de Mustafa Aberchán . Los carteles indican \’Cañada de Hidum\’ y no queda mucho del barrio en el que antes de 1985 se hacinaban los musulmanes de Melilla sin ningún tipo de servicios y que horrorizó a varios visitantes.

CañAda De La Muerte Melilla

“Los vecinos se meritan que entremos allí”, afirmó el sindicato con rotundidad a este periódico. Lo que sí tienen claro es que hoy por hoy ese vecindario no es un lugar seguro porque hay grupos organizados que se ocupan de apedrear a la Policía “mientras que las autoridades políticas y militares miran para otro lado”. En el momento en que empezaron a llover las piedras sobre el coche policial, los agentes que iban en la patrulla (según fuentes policiales, un policía y una agente en prácticas) se pusieron a resguardo para eludir que los mataran. Si bien de manera oficial no está afirmado, se habla de que aun les dispararon para hacerles salir de la patrulla. El vecindario, en el que viven unas 5.000 personas, se considera como entre los puntos de venta de droga. Los tendederos de la ropa están enfrente de las casas, y entre la colada se ven varias prendas del uniforme de los novios de la desaparición. Tras los graves accidentes del año pasado entre los colectivos musulmanes y cristianos -en los que resultó fallecido Mohamed Haminu, de 41 años-, algunas cosas han comenzado a mudar.

Según los datos recogidos por Europa Press, solo entre marzo y agosto del año en curso, la Policía y la Guarda Civil han detenido a 24 personas, la mayor parte de ellas pertenecientes a células destinadas a reclutar y enviar terroristas a zonas de enfrentamiento. La pobreza y el alto nivel de analfabetismo chocan fuertemente con algunos coches de gama alta que se pasean por el vecindario. “Siempre y en todo momento ha sido un barrio marginal, en cuanto a que son familias de condición muy humilde pero bueno esto no significa nada”, cuenta Hassan. De hecho, un exmilitar español era el que asesoraba a esta célula terrorista domiciliada en Melilla y es hermano del presunto cabecilla del conjunto de terroristas, que era el responsable de capturar a los jóvenes del barrio. En este momento combate en Siria o Irak, en las filas del Estado Islámico, según fuentes del Ministerio del Interior. La Cañada de la Muerte es el primordial y más conflictivo suburbio de los musulmanes de Melilla, y los vecinos del ámbito cristiano nunca se adentran allí por la noche.

Publicaciones Similares