Melilla

Melilla Y Marruecos Mapa

Solo hay que cruzar vuestra frontera y ver a un pueblo que pasa hambre sin solución alguna. El coletas que se vaya con una toalla morada a una playa de castillejos, lo mismo lo ponen viendo hacia el Hacho.

Además de esto, Casado ha demandado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, responda “inmediatamente” a las declaraciones del primer ministro marroquí.”La soberanía de españa de Ceuta y Melilla y la integridad territorial nacional es irrenunciable”, ha añadido. Las afirmaciones del Gobierno marroquí se generan apenas unos días después de que el Gobierno de Donald Trumpreconociese la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental, en oposición a las resoluciones de Naciones Unidas, que considera a la antigua colonia de españa un territorio no autónomo. Entonces, la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, mantuvo que la solución al conflicto pasaba porel respeto de las resoluciones de la ONU. Saadedin El Ohmani aseguró en una entrevista concedida al canal egipicio Acharq queabordará con España el tema de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla,cuya soberanía reivindica el país magrebí, una vez solventen el enfrentamiento del Sáhara Occidental. Con la frontera clausurada seis meses, las compañías de Ceuta y Melilla tienen dentro a los trabajadores marroquíes en sus listados de los ERTES, sin embargo no tienen derecho a cobrar las posibilidades al no ser residentes.

Asamblea De Melilla

Además, compartimos información sobre la utilización que lleve a cabo del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Debajo del mapa de carretera que hemos generado entre Melilla y Tetuán, Marruecos, lograras ver los radares de tráfico que te marchas a localizar en tu viaje. A la derecha puedes observar la ruta punto por punto de cómo ir de Melilla hasta Tetuán, Marruecos. A nuestro comprender y entender, es correcta desde la última actualización. COVID-19 Pueden aplicarse restricciones de viaje al entrar en Marruecos. Al charlar de la frontera como instrumento de contención de la inmigración, el debate cristaliza entre lo que a los derechos humanos y la seguridad tiene relación.

Melilla Y Marruecos Mapa

Otro de carácter más dudoso –por desconocer las auténticas intenciones de Marruecos– fue la crisis del islote Perejil en el mes de julio de 2002 que he analizado en un trabajo previo. Atendiendo a los hechos quizás se trató del inicio de una ‘táctica salami’, tal como de un tanteo de la intención política de españa, si bien para llegar a una conclusión determinante haría falta conocer los genuinos fundamentos de los responsables marroquíes. El noroeste de Marruecos, con Tánger a la cabeza, es la región del país que mucho más ha crecido durante los 21 años del reinado de Mohamed VI. Su avance se realizó de espaldas a Ceuta, porque de esta manera lo quisieron las autoridades marroquíes, y ningún Gobierno español trató de insertar la ciudad en ese nuevo tejido económico. Ceuta no tiene campo de aviación y no se solicitó, por ejemplo, tener uno de utilización conjunta en territorio marroquí, como lo fue el de Melilla para Marruecos hasta 1969.

La Geografía De Marruecos

Mientras que, España mandó tropas a la zona por temor de que Francia mandase a sus tropas y se diera de esta manera una visión de debilidad del país peninsular. Al final se consiguió reanudar las obras pero sin el permiso de las cabilas rifeñas que cumplieron sus amenazas de agredir, ocasionando en 1909 las primeras bajas entre los obreros españoles del ferrocarril. La pérdida de los territorios terminó en una rebelión interna entre la población marroquí y a la posterior aparición de los rifeños. Estos ciudadanos pertenecen a la zona del Rif, rodeados por el mar mediterráneo y la cordillera del Atlas, lo que hacía que tuviesen un sentimiento de independencia popular y cultural del sultanato y España. Este grupo quedaba ordenado en cabilas, un grupo familiar formado por un grupo de familias. El desembarco de Alhucemas fue una operación militar llevada a cabo en la región del Rif por efectivos españoles y franceses que combatieron frente a las fuerzas rifeñas.

  • No hay que olvidar tampoco a la numerosa comunidad marroquí asentada en suelo español ya hace bastantes décadas; pero, a fin de que todo este marco de cooperación prosiga adelante, las fronteras deben ser reconocidas y respetadas, al constituir los elementos básicos de un respeto mutuo.
  • Esto necesita una angosta colaboración entre las partes, en tanto que si surgen la desconfianza y los actos unilaterales, el marco jurídico de amistad y de cooperación se derrumbará.
  • Y, respecto a nosotros, ceutíes y melillenses todos, seremos lo que nos dé la gana; somos los dueños de nuestro destino como españoles.
  • No lejísimos, hay un peñasco colonial cuyos habitantes tienen muy bien aprendida la lección por mucho que sean dos situaciones distintas.

Asimismo se están concediendo microcréditos para que la gente que se han quedado sin trabajo en la frontera logren montar su pequeño o mediano negocio, desde una tienda de ultramarinos, una peluquería, hasta una compañía de exportación de artículos de argán. No obstante, es realmente difícil dar un recorrido por Castillejos (Tetuán) o Beni Ensar , ámbas localidades aledañas a Ceuta y Melilla, sin que te aborden los lugareños para preguntar cuándo abren la frontera. No hay información oficial y a ambos lados prosiguen con la promesa de que el comercio atípico se logre reanudar más adelante.

Este sistema les fué útil durante décadas, eminentemente, porque tanto a España como a Marruecos les convenía, defiende Echevarría, “y en este momento, cuando Marruecos decidió cerrar la frontera, las ciudades se han quedado colgando de un hilo”. En su opinión, la problemática que viven deriva de forma directa de su condición de frontera y por eso considera urgente enfatizar esta dimensión. “No hay conciencia en Europa de que la frontera de la Unión Europea llega hasta África”, asevera. La solución a los inconvenientes de Ceuta y Melilla pasa por que Marruecos cambie de actitud, como España lo hizo con Gibraltar cuando en 1982 abrió la verja cerrada de la colonia. Un país supuestamente amigo de España no puede asfixiar una porción del territorio de su vecino, por pequeña y vulnerable que sea.

Al otro lado del Ajustado, Pedro Sánchez, como era de esperar, se arruga. Ni meditar en militarizar Ceuta y Melilla y en construir un aeropuerto y un puerto, los dos civiles y militares a un tiempo, para unir la península con las ciudades españolas. Al mismo tiempo sería necesario despedir de las dos plazas a la población marroquí, bastante fundamentalista, tal como la de adecentar los regulares de Ceuta y Melilla que tienen nacionalidad de españa pero guardan fidelidad al Rey de Marruecos. En lo que toca a la parte de españa, “no hubo nunca un esfuerzo claro para cambiar la situación, ante todo y sobre todo porque las relaciones con Marruecos han pesado y seguirán pesando mucho en la política exterior”, puntualiza Echevarría.

Entradas Similares