Melilla

Guerra De EspañA En Melilla

Se le respondió que esa declaración, por respeto a la persona del Sultán, no se haría en su presencia, sino, en el momento en que se le ordenase al General, se la remitiría por escrito a sus ministros. Al final, tras la intervención de las potencias de europa, el Sultán se conformó con pagar 20 millones.

  • El resto, son población local de origen árabe que fallecieron defendiendo los principios de aquella Segunda República que comenzaba a derrumbarse.
  • “Se nombró único responsable y lo fusilaron al amanecer del 18 de julio junto a 2 alféreces, pero mi madre no lo supo hasta octubre”.
  • Esa es mi primordial apreciación a su comentario, lo que se une, aunque es menos esencial, el que considere que es un error animado por una visión “progre” de las guerras.
  • A fines de la década los trabajos siguieron bajo la dirección de un nuevo ingeniero militar, Eligio Souza y Fernández de la Maza, construyéndose los de Rostrogordo ( ) y Cabrerizas Altas ( ), ambos pentagonales, y el reducto de San Francisco, iniciado y concluido en los mismos años que el último citado.

Constituyó la matanza de tropas españolas más esencial de la segunda parte de la guerra, y según Eduardo Gallego, capitán de ingenieros, adjunto al cuartel general del general Marina, que escribió el libro La campaña del Rif de 1909 al finalizar la guerra, en el bando rifeño participaron en este enfrentamiento combatientes de 14 cabilas, formando un contingente de 21.880 hombres. El 20 de septiembre se inició la maniobra envolvente por el norte ocupando Taxdirt, Taurit, y días después El Zoco el Had y también Hidum. En la zona mucho más próxima al Gurugú, el día 26 era ocupada Nador, continuando desde Melilla y el 29 Ait Axa, en entre las crestas del Gurugú que caen hacia esta localidad. Mas al sur, el 27 se ocupaba la alcazaba de Zeluán (donde se produjeron actos de pillaje por la parte de las tropas españolas), continuando desde La Restinga. El 28 de septiembre hubo un ataque rifeño a la situación del Zoco el Had de Benisicar en donde el cabo Noval, de servicio en el exterior fue capturado, y se sacrificó para eludir la entrada en la posición de sus raptores, lo que le valió la concesión de la Cruz Laureada de San Fernando, de segunda clase.

Guerra De Margallo

La elaboración de este libro no ha sido una tarea simple para sus autores, ya que una de la barreras ha sido la prácticamente imposibilidad de ingreso a las fuentes. Tanto Ramos como Reina destacan que “España no tuvo hasta 1985 una Ley de Archivos, y aún de esta manera es una norma muy incompleta, que no garantiza ni la conservación total de la documentación ni su ingreso al público”.

Las novedades de la derrota persuadieron al gobierno de enviar ese día otros tres regimientos de caballería y 4 batallones de infantería más de refuerzo. Así, el 29 se vuelve a intentar otro ataque, éste bajo el mando del general Ortega, con 3000 soldados, consiguiendo su objetivo y expulsando a los rifeños de sus trincheras en Cabrerizas. Pese al éxito parcial de esta última acción, no se consigue romper el cerco a la ciudad. La guerra comenzó el 3 de octubre de 1893, en el momento en que unos 6000 guerreros, que proceden de treinta y nueve cabilas y armados con rifles Remington, descendieron de las montañas y atacaron a los cerca de 400 soldados que guardaban la periferia de la región. Los soldados lucharon a lo largo de todo el día sufriendo veinte fallecidos, mientras que la ciudad se aprestaba a la defensa y sus ciudadanos se refugiaban tras las murallas.

Anexo:guerras De España

Nos meses d\’ochobre y payares prosiguieron les operaciones, destacando\’l combate nel valle de Uixan, que tuvo llugar el 18 y el 19 d\’ochobre, que coincidió en fecha con otru enfrentamientu nes contornes de Zeluan; y otros combates n\’otros niveles, al norte del Gurugú, y al suroeste de Melilla, que fueron amontando adulces el terrén controláu polos españoles. El cambéu de proyectos, amás de una mayor preparación de les tropes, consistió nuna gran maniobra envolvente del Gurugú y la so zona meridional próxima, con tres escenarios distintes. N\’unu d\’ellos, una División formada con 2 de les brigaes llegaes en xunetu y empiezos d\’agostu, la 1ª y la 2ª, trataría d\’arrodiar el macizu montascosu pel norte. Quedó patente la necesidá d\’un cambéu de proyectos, pues los batallones unviaos apuradamente escarecíen de la competencia necesaria pal combate, y yera precisu un periodu de preparación y adautación a la novedosa redolada bélica; coles mesmes les posiciones de los rifeños nel Gurugú apurríen-yos una ventaya que yera precisu combatir d\’otra manera. Amás como reconoció\’l mesmu xeneral Marina había que «refaer l\’espíritu d\’aquella xente, abondo frayáu», primero que volvieren batallar. L\’orixe de tal matanza foi la resolución equivocada d\’una columna de refuerzu, formada con un 50% aprosimao de tropes espedicionaries de Cataluña, que tenía de mantenerse como acuta de les posiciones avanzaes, pero empecipió una aición ofensiva, ensin l\’autorización, la preparación y el sofitu precisos. La so imprudencia implicó a otres columnes qu\’allegaron nel so auxiliu, ente les que s\’incluyeron, por falta de reserves, los 2 primeros batallones de la 1ª Brigada Mista que desembarcaren el mesmu día, que proceden de La capital española, vía Málaga.

Guerra De EspañA En Melilla

Las ciudades españolas norteafricanas de Ceuta y Melillahabían sufrido a lo largo de los siglos asedios y asaltos de los nórdicos, beréberes, pero asimismo de las tropas de los distintos sultanes de Fez en el momento en que las relaciones eran tensas. El año 1909 se inició con varias escaramuzas y atentados de los hombres del rebelde más activo, Bu Hamara El Rogui, que desde 1902 pretendía ser el líder del Rif en frente de los nobles de origen berebere fieles al sultán marroquí.

Entradas Similares