Casa De Ceuta En Melilla

El presidente de Marruecos, Saadedine El Othmani, piensa que Ceuta y Melilla “son marroquíes como el Sáhara” y que llegará el instante de “reabrir” el enfrentamiento acerca de la soberanía de ámbas ciudades autónomas de España en el continente africano. Estas palabras no han sentado nada bien al Gobierno, que ha convocado de urgencia a la embajadora de Marruecos en este país, Karima Benyaich, para solicitarle explicaciones.

De esta manera Inglaterra y Holanda se unieron para respaldar a Carlos de Habsburgo que tenía derechos dinásticos. Claramente el candidato de la Casa de los Austrias era el más enclenque; aún de esta forma se inició una guerra a nivel europeo concentrada, de qué forma no, en España. Todas y cada una de las potencias interesadas movieron fichas para recabar apoyos para sus candidatos en la Península. Es por esto, por lo que el duque de Medina Sidonia, Juan Alonso Pérez de Guzmán, solicita autorización real para apoderarse la plaza de Melilla. Castilla ingresa, siendo conquistada por Pedro de Estopiñán, jefe del ejército del ducado de Medina Sidonia, el 17 de septiembre de 1497. En 1556, gracias a la falta de fondos, este ducado cede la ciudad autónoma de Melilla al Reino de Castilla al no poder mantenerla. En 1399 Castilla se hace con Tetuán para controlar el Estrecho y achicar la piratería en la región.

Casa En Calvo Sotelo

Melilla, por su parte, continuó hasta la conquista castellana en 1497 en tierra de absolutamente nadie, defendiéndose de continuas razzias por la parte de los Reino de Fez y Tremecen. Esto es, ambas ciudades o estuvieron unidas al resto de la Península o bien continuaron bajo el yugo de pequeños reinos independientes. Históricamente, en la situacion de Ceuta y Melilla la unión con la Península fue tal que, aun durante la época del Al-Ándalus, las ciudades autónomas norteafricanas permanecieron bajo jurisdicción peninsular, eminentemente ligadas al califato de Córdoba. Aún con la caída de los almohades y el triunfo de la Reconquista, Ceuta y Melilla no cesaron de tener un destino diferente que el resto de zonas limítrofes del norte de África. La Unión Nacional de Escritores Españoles , que tiene su sede en Melilla, localidad a la que pertenece la mayoría de los integrantes, entregó ayer el diploma de miembro de honor a la Casa de Ceuta en Melilla por su continuada colaboración en diversos actos culturales organizados por la UNEE los últimos años.

La Casa regional de Ceuta en Melilla presentó la esperada segunda edición del ‘Playmo-Mercado’. Un bonito diorama de playmobil totalmente diferente al del año pasado que fué viable merced a la estrecha colaboración de la Asociación Melilla \’Clicks\’. Este año el diorama ha sido dedicado a la conmemoración del V Centenario ( ) de la llegada de Hernán Cortés a México, un hecho histórico que la Casa regional de Ceuta no ha amado pasar por alto. Por un lado, estaba Felipe V que casaba perfectamente con el modelo centralista de Castilla, reino mucho más fuerte en la Península. Por el otro, Carlos de Habsburgo, representaba el modelo foral de la Casa de Austria, que le venía como anillo al dedo a la Corona de Aragón, singularmente a Cataluña. La relevancia en el planeta de España por ese momento era destacable, es por ello por lo que Europa no estaba dispuesta a aceptar la unión de dos superpotencias como España y Francia, puesto que significaría un fuerte golpazo al status quo predeterminado en el continente.

  • Lo que sí han desencadenado esos enormes proyectos, no obstante, es el interés por recobrar la relevancia de los dos puertos en la economía local.
  • En el caso de las ciudades autónomas, Ceuta tiene más de 420 años de historia de españa mucho más otros 84 años anteriores de soberanía portuguesa, al paso que Melilla cuenta con mucho más de 500 años de españolidad.
  • Indudablemente, la presencia de una frontera terrestre hace ineludible que su tránsito y utilización resulten atractivos para recientes o potenciales terroristas; pero no está claro que su inexistencia hubiera reducido el peligro que el terrorismo islámico representa hoy para España y para Marruecos.
  • Definitivamente, la economía de Ceuta y Melilla no es ni el centro ni la periferia del conflicto hispano marroquí.
  • El de Ceuta está en etapa de ampliación y el de Melilla entrará en ella en los próximos años.

Este último acontecimiento, muy relevante para la sociedad y la economía marroquí, es en España en esencia un problema muy poco rentable. La utilización de Tanger y Nador para efectuar el tránsito ni ha cambiado los factores económicos de las ciudades ni, de todos modos, los de las compañías navieras españolas, que usan del mismo modo esos puertos marroquíes con asiduidad. Ni Ceuta ni Melilla realizaron esfuerzo alguno por atraer ese tráfico o fidelizarlo de ninguna forma. La simple idea de que para una economía como la española, ubicada, todavía, entre las quince primeras del mundo, el supuesto contrabando efectuado mediante Ceuta y Melilla logre resultar de alguna trascendencia económica o política resulta risible.

Casa Pareada En Carretera De Farhana

Sin duda, la existencia de una frontera terrestre hace inevitable que su tránsito y utilización resulten atractivos para recientes o potenciales terroristas; pero no no cabe duda de que su inexistencia hubiese reducido el peligro que el terrorismo islámico representa hoy para España y para Marruecos. La necesidad marroquí de administrar la cuestión abierta del Sahara Occidental, es asimismo un problema grave de seguridad y exige una aproximación a España que obliga a moderar toda acción de reivindicación imaginable en este campo. Existe desde esta perspectiva un vínculo político entre la actitud de españa sobre el Sahara y la belicosidad de Marruecos con el asunto de las ciudades autónomas españolas. En su discurso, el presidente de la UNEE resaltó que la Unión de Escritores, con socios en veintidós ciudades españolas y delegaciones regionales y provinciales, se encuentra dentro de las entidades más “afianzadas” y “prestigiadas” del país, teniendo como elemento diferenciador sobre otras asociaciones nacionales dado que su Presidencia se encuentra en Melilla. Hasta ahora, Malta es el lugar de referencia para este sector, que tiene fijadas en este pequeño país sus sedes fiscales.

Casa De Ceuta En Melilla

Según un estudio sobre bancarización en España efectuado por iAhorro, en algunas ciudades la presión soportada por cada sucursal bancaria es sensiblemente superior a la media; hasta un 178% mucho más en la situacion de Ceuta, un 149% en el de Melilla y un 46% mucho más en el de Cádiz. No obstante, provincias como Teruel (-62,5%), Soria (-52,3%) y Badajoz (-38,6%), se sitúan bastante por debajo de la media. La carrera por el ajuste de áreas de trabajo bancarias en España ha provocado que la cifra de pobladores por sucursal en el país ascienda a 2.042 personas de media. «Con los cierres previstos por fusiones, ERES y reestructuraciones para el año 2021, se alcanzarán los 2.403 habitantes por oficina, lo que piensa que las 19.442 áreas de trabajo restantes soportarán de media un 17,83% más de peso que hoy en día», apunta Antonio Gallardo, experto financiero de iAhorro. En general, el importe de las rentas obtenidas en Ceuta y Melilla con derecho a deducción será la suma del importe de aquéllas que producen este derecho en las declaraciones particulares del declarante y del cónyuge. Para calcular las rentas conseguidas en Ceuta y Melilla incluidas en la base imponible del ahorro, deberán restarse las partidas negativas de años precedentes con origen en Ceuta y Melilla que se hayan compensado en el presente ejercicio. Además, para calcular las rentas obtenidas en Ceuta y Melilla dentro en la base imponible general, van a deber restarse las partidas negativas de años precedentes con origen en Ceuta y Melilla que se hayan compensado en el presente ejercicio en la base imponible general.

En su favor, Marruecos cuenta con las extensas posibilidades de influir en las ciudades que le dan su vecindad y el crecimiento de la población musulmana, dentro de la que siempre va a ser viable encontrar colaboradores. Cuenta asimismo con la propia naturaleza del régimen político, al que resulta bien difícil encontrar ideas y políticas que reemplazen el expansionismo territorial y la retórica neocolonial, fenómeno este que, de no mediar cambios políticos poco probables, augura larga vida a las pretensiones anexionistas de Marruecos. Las líneas principales del Tratado fueron, en primer término, reconocer a Felipe V como Rey de España. En segundo término, aparte de Nápoles y Cerdeña, el Imperio austriaco se quedó con el Flandes español, al tiempo que el Reino de Saboya se anexionó Sicilia.

Tras el paso de los almorávides primero, proseguirán los almohades que, tras la derrota en la guerra de las Navas de Tolosa en frente de los cristianos, terminarán extinguiéndose pausadamente. La población de la región melillense siempre y en todo momento fue sin dependencia de los reinos de la región. Tras la huida a Argelia de los almohades, los benimerines ocupan parte de la zona norte del actual Marruecos, siendo derrotados por Alfonso XI de Castilla, dando lugar a pequeños reinos como el de Fez o el de Tremecen.

Naturalmente, ni hubo referencias étnicas, ni religiosas; y si a la democracia y el pluralismo. La identidad, por tanto fue entonces y es abordada hoy de forma harto diferente en un país y en otro. La supuesta polémica entre ambos países sobre este hecho no existe; y la rigidez de la posición de Marruecos sobre la identidad de Ceuta y Melilla, que nunca ha hecho referencia a los cristianos y judíos de ambas ciudades en términos conciliadores, pone en evidencia la enorme distancia que existe entre ambas posiciones. Tras resaltar que España es «un país amigo con el que queremos crear el futuro», mantiene que «Marruecos no está dentro de un esquema de montar una presión ni de ingresar en conflicto por ello». Pese a lo que Marruecos, evidentemente, expone un conflicto y presiona con su reclamación de forma insistente. En el caso de las ciudades autónomas, Ceuta tiene mucho más de 420 años de historia de españa mucho más otros 84 años anteriores de soberanía portuguesa, mientras que Melilla tiene más de 500 años de españolidad.

Publicaciones Similares