Melilla

Guerra De Melilla 1893

Las protestas contra el envío de tropas desde la península, singularmente de reservistas, desembocaron en Barcelona y en buena parte de Cataluña en la Semana Trágica. La guerra comenzó el 3 de octubre de 1893, cuando unos 6000 guerreros, procedentes de treinta y nueve cabilas y armados con rifles Remington, descendieron de las montañas y atacaron a los cerca de 400 soldados que guardaban la periferia de la región. Los soldados lucharon durante todo el día tolerando veinte fallecidos, mientras la localidad se aprestaba a la defensa y sus ciudadanos se refugiaban detrás de las murallas. Más allá de que se organizó una milicia civil para ayudar en la defensa, la enorme desproporción numérica entre atacantes y defensores era tal que, por último, estos últimos se vieron obligados a retirarse. Tras la llamada Guerra de África de 1859, España había expandido claramente sus territorios en el norte de Marruecos, introduciendo la extensión que las ciudades de Ceuta y Melilla habían añadido a sus términos municipales a costa de los terrenos circundantes. Este factor fue aprovechado para intentar aumentar las defensas en las dos ciudades, que se consideraban notablemente vulnerables.

Guerra De Melilla 1893

Los rifeños, por consiguiente, no se consideraban implicados por los pactos que pudiera haber alcanzado el Majzen con las potencias de europa. El nombre de «Guerra de Margallo» viene del apellido del entonces gobernador de Melilla,Juan García y Margallo, quien colmó el vaso en las tensas relaciones entre españoles e indígenas al empezar la construcción de una fortificación cerca de la tumba de un individuo santa para las tribus que habitaban la región. De esta manera, en poco tiempo, un grupo de unos 6000 guerreros descendió de las montañas para rodear y sitiar la localidad de Melilla. «La pupila de la Escuela Normal de Maestras de esta capital Barcelona, ha abierto una suscripción para socorrer a los españoles heridos en Melilla en defensa de la patria». «El Real Club de Regatas de Barcelona obsequia una cura aséptica por cada uno de los soldados que componen la brigada de infantería del ejercito de este distrito, lista para salir a Melilla al primer aviso».

Críticas “la Guerra De Melilla En 1893”

La segunda parte, entre agosto y diciembre de 1909, fue más descansada, desarrollando un despliegue mucho más extenso, de sobra de 30 km, envolviendo el Gurugú y el territorio menos accidentado al sur de él, con muchas más tropas y mejor preparadas , y en los últimos tiempos con negociaciones con las cabilas más prestas a aceptar la presencia de españa. La Guerra de Melilla fue un conflicto que encaró a tropas españolas con las cabilas rifeñas en los alrededores de la ciudad de Melilla entre julio y diciembre de 1909.

El dominio se iba a empezar a llevar a cabo realidad cuando, tras el desvío del Río de Oro, se comenzaran a crear fuertes y los melillenses, bajo su amparo, se atrevieran a asentarse en el campo exterior (bien que en un principio lejos de las murallas para no interferir la acción protectora que fuera precisa). Se acordó en el Tratado de Tetuán de octubre de 1860 que los límites de Melilla se definirían tomando como base el alcance de un cañón “de a 24”, disparando con carga máxima y con el mayor ángulo de elevación que permitiera el montaje. El pasado año, la Cátedra General Gutiérrez, de colaboración entre el Mando de Canarias y su Centro de Historia y Cultura Militar con la Facultad de La Laguna, desarrolló un período en el que se trató en hondura el tema de la preponderancia militar en el gobierno de la nación en parte importante del siglo XIX.

La Guerra En La Antiguedad

Puede apoyarlas con sus compras y dándolas a entender entre sus amistades, familia y ambiente laboral gracias a los CHEQUES REGALO que puede adquirir y compartir siendo canjeables por libros en la librería seleccionada. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y llevar a cabo información estadística. En el aspecto negativo hay que destacar que el conflicto sirvió para poner de relieve varios de los defectos de nuestro Ejército de aquellos años, como las dificultades para proceder a un urgente refuerzo a una sección distanciada del territorio metropolitano, la carencia de material de campamento y un exceso de cuadros de mando con relación a unas Unidades muy mermadas de tropa. En la Plaza, Caselles aceleraba los preparativos para la salida del convoy, intuyendo la agobiada situación que se vivía solamente 3 km hacia el norte. Durante la noche había reunido todos los vehículos libres, un total de 17, que cargados hasta los topes con agua, víveres, medicinas y municiones, emprendía la marcha a las 9 de la mañana. Y, en la distancia, los observadores vieron a Picasso y sus 2 compañeros atravesar las puertas de Rostrogordo. Novedosa salida al cargo de 2 Partes, una de cada Regimiento, Borbón y Extremadura, que se enzarzaron con los moriscos, en la mitad de un diluvio, en un feroz combate en la meseta del fuerte, en un intento de calmar la presión que volvió a ser inútil.

Los rifeños tenían el beneficio del territorio desde el que atacaban, pues la vía discurría desde su salida de Melilla por una franja de terreno cercano al mar, teniendo siempre al oeste las estribaciones del monte Gurugú, cuyas lomas mucho más repentinas, que con alturas sobre los 500 m, caen hasta el nivel del mar en 2 o 3 km, proporcionaban posiciones convenientes a los rifeños. Además, los consecutivos acantilado transversales a la vía , complicaban el progreso español de los convoyes de aprovisionamiento de los puestos que observaban y defendían la vía. El 20 de septiembre se inició la maniobra envolvente por el norte ocupando Taxdirt, Taurit, y días después El Zoco el Had y también Hidum.

Otros Clientes Que Adquirieron El Libro Guerra De Melilla En 1893, La Asimismo Compraron:

Entradas Similares