Melilla

Melilla Pertenece A EspañA

En 1704, tras ser cercada por tierra, Ceuta resiste a la Marina Real británica que tomó Gibraltar. Los marroquíes atacan la ciudad por tierra mientras que una flota anglo-de holanda cañonea e procura el desembarco en la localidad.​ Los marroquíes asediaron la localidad en 1732, 1757 y 1790–1791. Tras la desaparición del rey Sebastián I de Portugal en 1578, el Reino de Portugal tras una crisis sucesoria se incorporó a la Monarquía Hispánica en 1580. En 1640 Ceuta no sigue a Portugal en su secesión, prefiriendo sostenerse bajo la soberanía de Felipe IV, pero decide sostener las armas de Portugal en su escudo y en su bandera.​ En 1656 se concede a la ciudad Carta de Naturaleza y añade el título de Fidelísima a los que ostentaba de Noble y Leal. En 1668 el Tratado de Lisboa firmado entre España y Portugal reconoce la soberanía española sobre Ceuta.

Esto es, si sopesamos la españolidad de ambas ciudades, Melilla contaría un siglo mucho más de pertenencia al dinámico Estado peninsular que la misma Ceuta. Los contenciosos entre los Estados tienen la posibilidad de perdurar siglos, o sólo un período de tiempo.

El Gobierno Convoca A La Embajadora Tras Decir Marruecos Que Ceuta Y Melilla Le Pertenecen

Hasta la abolición del servicio militar obligatorio, en el año 2000, Melilla contaba con unos 8000 soldados de reemplazo que eran una fuente de ingresos para los negocios de la región. Melilla no tiene tejido industrial y ha creado únicamente el campo servicios, eminentemente el ámbito comercial y de restauración. El 95 % de estas compañías son microempresas en la mayoría de los casos anotadas como persona física, muchas de las que centran sus ingresos en contratos y servicios con la propia ciudad autónoma. Melilla es puerto franco, al igual que Ceuta, desde mediados del siglo pasado.

  • Desde el año 2004 se está preparando un nuevo Estatuto de Autonomía que sí transformaría a Ceuta en comunidad autónoma.
  • También pertenecen a España las conocidas como \’plazas de soberanía\’, vestigios de los viejos emplazamientos coloniales españoles en el norte de África, e incluso territorios al norte de los Pirineos.
  • El Gobierno de España nunca ha establecido negociaciones de ningún género, puesto que consiera a Ceuta una parte del territorio nacional español.
  • El gobierno de Marruecos reclama la ciudad como parte de su territorio adjuntado con Melilla y otros territorios españoles de menor entidad en el norte de África.
  • Las Islas Canarias o las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla son algunos de los territorios bajo soberanía española ubicados fuera de la península, pero no son los únicos.

En 1668, a lo largo del reinado de Carlos II, Portugal firmó un tratado mediante el que reconocía la soberanía de españa sobre Ceuta y sus dependencias. Asimismo Vox ha solicitado una “respuesta contundente” y ha criticado la “cobardía” del Gobierno frente a las “metas expansionistas de la tiranía marroquí”, que “son un peligro” para la soberanía de españa. “El enemigo huele el miedo y la cobardía de este Gobierno”, ha señalado Vox en un mensaje anunciado en la red social Twitter, recogido por Europa Press. La ciudad de Melilla fue a partir de entonces tierra de nadie, atacada de forma continua por los reinos bereberes próximos. A fines del siglo XIV la población autóctona, agotada de las incursiones y saqueos de los reinos musulmanes lindantes, quemó la localidad, no volviendo a cobrar relevancia ésta hasta la llegada de Castilla y Portugal. Tras el paso de los almorávides primero, seguirán los almohades que, tras la derrota en la guerra de las Navas de Tolosa en frente de los cristianos, acabarán extinguiéndose pausadamente. La población de la ciudad melillense siempre fue sin dependencia de los reinos de la región.

Seis Motivos Por Los Que España Podría Enojarse Con Rabat, Y No Por Ceuta Y Melilla

Según el Tratado de Monteagudo de las Vicarías (1291, entre Castilla y Aragón), la ciudad queda en la zona de predominación de Castilla. En 1305, siendo una parte del Reino nazarí de Granada, la ciudad entra en el juego de la política mediterránea de Castilla. En 709 el conde Julián de Ceuta cambia de lealtades por el califato Omeya.​ De hecho, fuentes arábigas charlan de la traición del conde como entre las causas de la derrota en 711 del reino visigodo.​ En 788, fue invadida por el emirato Idrisí.

El presidente de Marruecos, Saadeddine El Othmani, ha defendido en una entrevista que se hizo pública el lunes que Ceuta y Melilla “son marroquíes como el Sáhara”, si bien aseguró que esta reclamación de soberanía no es prioritaria para el Ejecutivo africano, como sí lo es la del Sáhara Occidental. Por si acaso fuera poco, al Sultán solamente le duró la fidelidad al tratado firmado con el embajador español. Enterados los españoles con cierta antelación de las malas intenciones ahora habían previsto el refuerzo en artillería y fortificación. Juan Sherlock, llegado desde la península, con órdenes expresas de resistir a toda costa. Ahora asentada Melilla, como localidad española de pleno derecho, vida y capacidad de defensa, sólo tenía como irritación, la hostilidad periódica de las tribus vecinas a las que respondía la heroica guarnición con una clausurada defensa del recinto.

En los barcos logró cargar grandes vigas desmontables, un genuino muro prefabricado. A lo largo de la noche, los castellanos desembarcaron las vigas y las ensamblaron a toda agilidad. Al amanecer, los moriscos descubrieron, aterrados, que la ciudad había vuelto a surgir durante la noche; lo tomaron por cosa de embrujo, pero fue, en realidad, cosa de talento. Después, el reino de Portugal fue heredado por Felipe II, por lo que el territorio quedó anexionado a la conocida como Unión Ibérica. Cuando el duque de Braganza que proclamó rey de Portugal, Ceuta no lo reconoció como soberano, por lo que, desde 1580, pertenece al Reino de España. Marruecos se independizó de Francia y España en 1956, pero en ese instante Ceuta y Melilla ya llevaban siglos formando una parte de nuestro país.

Melilla Pertenece A EspañA

A pesar de que la cordialidad suele imperar ante las disconformidades, Ceuta y Melilla habitúan a ser 2 piezas que el reino alauí arroja sobre el tablero de la diplomacia bilateral siempre y cuando la partida atraviesa una situación delicada para sus intereses. Con la adhesión de España a las Comunidades Europeas en 1986, Ceuta y Melilla se convirtieron en los únicos territorios de la posterior Unión Europea sobre suelo africano. Sin embargo, sus peculiaridades geográficas se han traducido en anomalías jurídicas, dado que ambas ciudades están fuera del régimen arancelario de la Unión y, aunque formalmente forman una parte del espacio Schengen, este no se aplica en su integridad, en tanto que se realizan controles fronterizos al irse de estos exclaves hacia el resto de España. Además de esto, estos territorios quedan en principio fuera de la cobertura de la OTAN. Si bien son los intentos colectivos por saltar sus fortalezas metálicas los que suelen atraer habitualmente la atención de los medios de todo el mundo, en su interior estas ciudades autónomas muestran una situación tan particular como inquietante. Su singularidad geográfica ha favorecido la constitución de un carácter inusual en los ámbitos político, militar, jurídico, fiscal, económico, institucional y popular, lo que ha propiciado un complejo equilibrio con el que se ha tratado de preservar la viabilidad en todos .

El propósito de estas campañas era combatir contra las fuerzas musulmanas por temor a que volvieran a conquistar la Península. El primordial enemigo de Portugal en la zona era el reino bereber de Fez, que hostigaba continuamente a los entornos portugueses norteafricanos. Más tarde, fruto de la reconquista cristiana, los principales reinos de la península, Portugal, Castilla y Aragón, hicieron expediciones por el Mediterráneo con ánimo de acrecentar su presencia y también relevancia frente al poder musulmán. Ahora en la mitología griega la localidad de Ceuta tenía una relevancia particular. Para los antiguos griegos Europa y África estaban unidas por una cordillera, hasta que Hércules de un golpe con su mazo abrió una brecha conocida el día de hoy como el ajustado de Gibraltar.

Publicaciones Similares