Melilla

Historia De Melilla EspañA

Además de la gran relevancia que la convivencia de las 4 culturas contribuye al presente de Melilla, no se debe olvidar la privilegiada situación que históricamente sostuvo la localidad y que ha sabido conservar los esenciales legados que fenicios, romanos, vándalos, bizantinos y árabes dejaron en . Por si estos legados fuesen pocos, Melilla tiene mucho más de 900 edificios modernistas y “art decó”. Todo ello ha convertido a Melilla en un singular Museo arquitectónico tan diverso como exótico y diferente. España sería un Estado bicontinental (península de un lado; Ceuta y Melilla y Canarias,de otro), que ejercita su plenitudo potestatis, o soberanía plena sobre las dos ciudades que la visita real volvió a poner en la picota de esta época. Es verdad que la composición étnica, religiosa y laboral de ambas ciudades ha ido mudando. Las comunidades musulmana, y, en menor medida, judía e hindú han marcado ayer y aún marcan hoy el censo de población y el arsenal humano que tipifican la economía de trueque ceutí y melillense.

Historia De Melilla EspañA

Juan Sherlock, llegado desde la península, con órdenes expresas de soportar a toda costa. Ahora asentada Melilla, como ciudad española de pleno derecho, existencia y aptitud de defensa, sólo tenía como incomodidad, la hostilidad periódica de las tribus vecinas a las que respondía la heroica guarnición con una clausurada defensa del recinto. Sólo habían pasado 4 años desde el asalto de los indígenas indios al popular Fuerte de Navidad que Colón estableció en La Española en su primer viaje antes de regresar ala península. Y del otro lado del mundo, la primera ciudad establecida en Las Indias con el nombre de Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa , lo fué catorce años después, en 1511. El Rosellón proseguiría siendo todavía español durante doscientos años mucho más, antes de pasar a ser francés.

Juan Ignacio Zafra Dirigirá La Novedosa Dirección Territorial De Caixabank En Andalucía Oriental

La guerra, que costó entre y de vidas, puso fin a la República dando paso a la Dictadura de Francisco Franco. El asedio del Alcázar de Toledo en los inicios de la guerra supuso un punto de cambio. Los republicanos lograron soportar en La capital de españa, pese al asalto nacional en el mes de noviembre de 1936, y frustraron ofensivas posteriores como en las batallas del Jarama y Guadalajara en 1937.

Una localidad cálida y respetuosa, donde desde siempre han convivido etnias y religiones. Una localidad que inmerecidamente se conoce por los ataques a la valla, los porteadores o el contrabando.

Melilla (españa)

En la guerra civil de 1936, la localidad se alzaría un dia antes, el 17 de julio, en pos de las Fuerzas Nacionales, en contra de la II República; permaneciendo leal a su bando en toda la contienda. Carencias y privaciones volvieron a ser sus compañeras al serle cortado el abastecimiento desde los puertos peninsulares. Ésto no fue óbice a fin de que una parte de la guarnición de Melilla participase en la guerra contra el invasor, logrando pasar a la península, en una excepcional aventura, para unirse a la lucha contra los franceses.

  • España sería un Estado bicontinental (península de un lado; Ceuta y Melilla y Canarias,de otro), que ejerce su plenitudo potestatis, o soberanía plena sobre las dos ciudades que la visita real volvió a poner en la picota de esta época.
  • Es muy antigua y está llena de historia, por han pasado fenicios, cartagineses, romanos, árabes y españoles desde 1497 cuando Pedro de Estorpiñán.
  • La ciudad tiene dos cadenas locales, Televisión Melilla​ y Habitual televisión​, tal como una estudio de Radio Televisión Española, que emite noticias.
  • Y te animo a suscribirte al blog para recibir puntualmente cada novedosa publicación.
  • El bombardeo de Guernica supuso el ataque aéreo a civiles más cruel de la guerra, siendo perpetrado por la Legión Cóndor de la Luftwaffe alemana.
  • Hay una contrariedad inseparable al cambio de régimen y es conseguir un rey que admita el cargo.

Todo volvió a la normalidad hasta que la invasión napoleónica de España afectase nuevamente a la ciudad. Esta vez no con sacrificios bélicos, sino más bien acogiendo a miles de prisioneros franceses después de la derrota de estos en Bailén; al igual que lo hicieron la isla de Formentera y las Canarias con otros miles de desgraciados dejados por su emperador. La agotada ciudad, que había resistido el asedio, recibió justamente las felicidades y el aprecio de parte del Rey Carlos III por carta expresa apuntada a sus defensores. Allí fracasó el Sultán en su empeño; enfrente tenía a una ciudad que no pensaba rendirse. Juntos, la guarnición y la población civil melillense, defendieron heroicamente, de nuevo, aquella tierra querida. Tal fue la relevancia y número de atacantes, que desde Málaga hubo que enviar refuerzos y provisiones.

La ciudad había crecido en población desde 1900 alcanzando los 52.528 habitantes en 1936. Este ascenso causó la expansión urbana, hacia el campo exterior más que nada, pero aun así la falta de vivienda se transformó en uno de los inconvenientes más graves de la región.

Historia De Melilla EspañA

Entradas Similares