Melilla

Casa De Melilla En Toledo

Además, según los cronistas de la casa del quinientos , cuando los reyes llegaron a Castilla, dieron al duque novedosa merced de Gibraltar, pero esto no está probado documentalmente. A finales de 1494 o principios de 1495, el III duque prestó su acompañamiento al adelantado Alonso Fernández de Lugo, quien conquistó terminantemente Tenerife, lo que le trajo a la vivienda ingenios azucareros y bienes raíces en las Canarias. En 1497 partió de Sanlúcar una armada liderada por Pedro de Estopiñán, que ocupó Melilla, en el reino de Tlemecén cerca de la frontera con el reino de Fez. Los reyes nombraron al duque gobernador y teniente de Melilla e hicieron una libranza sobre sus rentas de 4.400.000 maravedíes para los costos militares del sitio.

Casa De Melilla En Toledo

Fue el primer condado con jurisdicción territorial que se otorgó a un noble ajeno a la familia real. A finales de 1281 o inicios de 1282, intervino en el pacto entre el mencionado Yusuf y Alfonso X, en virtud del que el sultán meriní asistiría al monarca español en oposición al rebelado infante don Sancho. En 1282, el Rey Sabio premió los servicios de Guzmán con la villa de Alcalá Sidonia, el día de hoy Alcalá de los Gazules, que le cambiaría ese mismo año por el Donadío de Monteagudo (el día de hoy cortijo en el término municipal de Sanlúcar de Barrameda). Leoncio Alonso González de Gregorio y Álvarez de Toledo es el presente duque de Medina Sidonia, siendo la vigésimo segunda persona que ha llevado dicho título. El fundador de la vivienda de Medina Sidonia fue Guzmán el Bueno, pues él fue quien puso las bases sobre las que se asentaría exactamente la misma. Sus descendientes fueron juntando pertenencias y títulos que incrementaron el poder del estirpe, que recibió el espaldarazo definitivo en 1445 con la concesión del ducado de Medina Sidonia, al que se concedió en 1520 Excelencia de España originaria.

Puntos De Interés En Melilla

En 1444, dicho conde recuperó para el mayorazgo de la casa Ayamonte, Lepe y La Redondela, lugares que habían sido desgajados del mismo en 1396. También, a lo largo de la crisis que Juan II tuvo con los Infantes de Aragón, entre 1441 y 1444, el III conde apoyó al monarca realizando que el reino de Sevilla se sostuviera en la mayoría de los casos a favor suyo, servicio por el que fue recompensado en 1445 con la concesión del Ducado de Medina Sidonia. El otorgamiento de este título supuso que la dignidad de Conde de Niebla quedara socia al primogénito del duque, destinado a sucederle en la jefatura de la vivienda, en una suerte de “principado” de adentro. En 1369, el rey Enrique II de Castilla dio a Juan Alfonso Pérez de Guzmán, IV Señor de Sanlúcar, el Condado de Niebla por su fidelidad en la Primera Guerra Civil Castellana que aquel había mantenido con su hermanastro Pedro I el Despiadado. Además de esto el rey lo casó con una de sus hijas ilícitas, entroncando la vivienda con la Familia Enríquez, por ende, con la Casa de Trastámara, incorporando a su escudo una orla con los castillos y los leones propios de la vivienda real castellano-leonesa.

Casa De Melilla En Toledo

En 1307 recibió el Señorío de Vejer de la Frontera, en lugar de Zafra y Falconera, en Extremadura. Además recibió el señorío de Marchena y una retención sobre las rentas de Medina Sidonia. Con el acceso al trono de Sancho IV, Guzmán marchó de nuevo al sultanato meriní de Fez, haciendo una enorme fortuna con la que ampliaría sus características. Alonso Pérez de Guzmán, cognominado “el Bueno”, fue el principal creador de la Casa de Medina Sidonia, pues, aunque jamás ostentó el título de duque de Medina Sidonia, fue quien puso las bases sobre las que se asentaría a lo largo de los siglos dicha casa nobiliaria.

Semana Santa Granada

El piscolabis sucedió en la terraza del piso 19 del hotel, lugar desde el que se contempla toda Barcelona, casi en 360º y donde se puede observar el mar, el castillo de Montjuich, la Sagrada Familia, la Torre Agbar, la Grapadora, el Tibidabo y un largo etc. etc. ‘Teresa de Jesús en Toledo’ va a ser el tema de la charla del 16 de junio, una vez más a las 19.30 horas en el Ayuntamiento, al cargo del letrado y profesor de Derecho de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Francisco de Vitoria de La capital española, Fernando Garrido Polonio. El ciclo de charlas se reiniciará el 15 de junio a las 19.30 horas, nuevamente en el Patio de Cristales del Ayuntamiento, con ‘El Concilio Vaticano II, a los 50 años de su clausura’, que en esta ocasión estará protagonizada por el prelado de honor de Catedral Primada, Santiago Calvo.

  • El sitio duró dos meses, pero la localidad resistió y el duque levantó el cerco a finales de octubre.
  • El escritor Juan José Fernández explicará a los ciudadanos exactamente en qué consiste su novela ‘Como un castillo de naipes.
  • Además la casa reúne y reunió otros títulos, como el señorío de Sanlúcar, el condado de Niebla, el marquesado de Gibraltar, el marquesado de Cazaza y el marquesado de Valverde.
  • A este evento asisten las viviendas regionales de la ciudad en Valladolid, Barcelona, Alicante, Almería, Valencia, Málaga y Granada.
  • Tras ello, el rey no eliminó los estados ducales, sino que nombró gobernador del mismo al arzobispo de Sevilla Diego de Deza, a Per Afán de Ribera y al doctor Lillo; la supresión del señorío lo hubiese enfrentado a todo el estamento nobiliario.

No obstante, el rey autorizó que los gobernadores del señorío libraran la cantidad de dinero bastante para el cumplimento del testamento del duque Juan y la resolución de los pleitos territoriales, abonando diez.000.000 de maravedíes a la Casa de Medinaceli en compensación por Huelva en 1509, y pagando 34.000.000 al Conde de Alba de Liste por Ayamonte y Lepe en 1510. En 1504, la desaparición de Isabel la Católica y la subsiguiente subida al trono de Castilla de su hija Juana y de su esposo Felipe, que estaban en Flandes, supuso un vacío de poder que reavivó las esperanzas de la nobleza de recobrar el poder perdido a lo largo del reinado de la reina. En 1505 el III duque Juan se lanzó a ofrecer su apoyo a Juana y Felipe, frente a la “amenaza” del padre de la reina Fernando el Católico, a través de embajada que partió de Sanlúcar a Flandes.

Toledo Acoge Desde Este Jueves La I Convención De Viviendas De Melilla En La Península

En noviembre de 1506, los nobles andaluces, exactamente la misma los meseteños, hicieron litigio por el cual formaron una liga o confederación destinada a defender sus intereses en Andalucía contra los del regente entrante. Esta liga estaba formada por el propio Duque de Medina Sidonia, el Marqués de Priego Pedro Fernández de Córdoba, el Conde de Cabra, el Arzobispo de Sevilla Diego de Deza y el II Conde de Urueña​ Juan Tellez Girón. El duque hizo 2 intentonas sobre Jerez que fracasaron y un segundo asedio de Gibraltar, en el mes de mayo de 1507, que tampoco tuvo éxito. En el mes de julio de 1507, el duque regresó a Sevilla donde murió inesperadamente de peste, sucediéndole como IV duque su hijo Enrique, menor de edad. El IV duque quedó bajo la tutela de su madrastra Leonor Pérez de Guzmán y Zúñiga, su cuñado Pedro Girón, Per Afán de Ribera, Juan de Barahona y Antón Rodríguez Lucero. En 1440, Juan II cambió a Juan Alfonso Pérez de Guzmán, III Conde de Niebla, el señorío de La Algaba, Alaraz y El Vado de las Estacas por Medina Sidonia.

Otros miembros de la vivienda tuvieron un papel destacado en la historia, caso del Conde-Duque de Olivares, valido del Felipe IV de España y de Luisa de Guzmán, reina consorte y regente de Portugal. También en la familia hubo 2 Patriarcas de las Indias, Alonso Pérez de Guzmán, hijo del VII duque, y Antonio Pérez de Guzmán, nieto del VIII duque. Por otro lado, existen personajes históricos que compartieron apellido con los guzmanes andaluces pero cuyo vínculo no está probado, como Santo Domingo de Guzmán, al que se considera patrón de la casa, Pedro Núñez de Guzmán, citado unas ocasiones como Adelantado mayor de Castilla, otras de Andalucía, y supuesto padre de Guzmán el Bueno, así como Leonor de Guzmán, apasionado de Alfonso XI de Castilla.

Entradas Similares