Melilla

Melilla 1922

Antes de que el informe Picasso se debatiera en el Pleno de las Cortes, el general Miguel Primo de Rivera dio un golpe de Estado el 13 de septiembre de 1923, resuelto a poner fin a la deriva política. Los miembros de la guarnición se retiraron en dirección al Marruecos francés. A lo largo de la retirada murieron 700 de los 1200 hombres que formaban la columna que tuvo que dejar a los heridos a lo largo de la ruta. Media A. Ubicada en peña Tahuarda tenía la función de resguardar la retirada desde Annual a Ben Tieb. No recibió orden de evacuar y quedó apartada, resistiendo el ataque rifeño entre el 22 y el 27 de julio en que se rindió.

La operación consistió en el desembarco de un contingente de soldados españoles transportados desde Ceuta y Melilla por la armada combinada hispano-francesa. La operación tuvo como comandante en jefe al entonces “Directivo Militar” de España, general Miguel Primo de Rivera, y como jefe ejecutivo de las fuerzas de desembarco en las playas de la bahía de Alhucemas al general José Sanjurjo, a cuyas órdenes estaban las columnas de los en general jefes de las brigadas de Ceuta y Melilla, Leopoldo Saro Marín y Emilio Fernández Pérez, respectivamente. Entre los jefes participantes en la acción se encontraba el entonces coronel Francisco Franco, quien por su actuación al frente de las tropas de la Legión fue ascendido a general de brigada. El general estadounidense Dwight Eisenhower años después estudió a fondo la táctica usada por los españoles en Alhucemas para trazar el plan del desembarco de Normandía. Se le considera el primer desembarco aeronaval de la historia mundial.

Teniente Ignacio Vizcaino Romero

Entre los investigadores no españoles que se han ocupado del tema, resalta el norteamericano David S. Woolman, creador de Abd El Krim y la guerra del Rif publicada en 1968. Nos encontramos en el intérvalo de tiempo más agudo de la caída de españa. La campaña de África es el fracaso total, absoluto, sin atenuantes, del ejército español. Cerca de 500 soldados españoles son asesinados tras deponer las armas. Los restos del ejército de Annual en retirada, a las órdenes del general Navarro, se refugian en Monte Arruit y son sitiados por los rifeños. Los rifeños tomán la fortificación de españa de Sidi Dris situada en la costa.

  • El Rif, región de lengua y cultura bereber, pertenecía a la una parte de Marruecos conocida como Bled es-Siba o País del Desgobierno, donde la autoridad política del sultán no había sido nunca eficaz.
  • Uno de nuestros bravos soldados fue preso de un morazo inhumano como todos , lo encerró en un mal cuchitril anunciándole que le condenaba a que muriese de hambre.
  • El 9 de julio de 1909, un capataz y trece trabajadores españoles fueron tiroteados en el momento en que iniciaban la jornada laboral en la construcción del puente sobre el barranco de Sidi Musa, a unos 4300 m de los límites de Melilla, en la línea del ferrocarril minero de esta ciudad a Beni Bu Ifrur, resultando fallecidos cuatro de ellos.
  • Desde entonces Uestia pasó a ser uno de los lugares habituales donde se concentrarían las tropas del Grupo hasta el 23 de julio de 1921.
  • Veinticinco muertos o desaparecidos (6 oficiales, 18 soldados españoles y un soldado indígena) 59 heridos (24 soldados españoles y 35 soldados indígenas) y 76 desertores o desaparecidos indígenas.

Ocupan Haf y Tamasusin tolerando las bajas de dos soldados peninsulares heridos y un oficial contuso. Las tropas peninsulares de infantería intervenían en la campaña en las columnas que no formaban la vanguardia y eran las encargadas de guarnecer la situación ocupada. Tras los ingenieros, primeras tropas españolas que pisaban las nuevas conquistas para proceder a la construcción del parapeto y el perímetro alambrado, llegaban el convoy de intendencia y el parque móvil de artillería que, una vez abastecida la posición, se incorporaban de nuevo a la columna. La artillería de montaña acompañaba de cerca a las columnas, y las baterías móviles inteligentes cubrían sus objetivos desde zonas mucho más lejanas. Esta fue, en definitiva, la táctica que a lo largo de meses usó en campaña el Ejército Español y con la que se logró apoderarse una infinita cantidad de lote sin apenas aumentar los efectivos de que disponía el general Fernández Silvestre. 11 de septiembre la columna del teniente coronel Amado Balmes empieza la Liberación de la posición de Kudia Tahar.

Teniente Martín Martín

Según el testimonio del sargento, han quedado presos en Annual 319 hombres de todos y cada uno de los cuerpos, pertenecientes al Conjunto de Regulares tan solo fueron capturados el teniente Enrique Dalias Cuena, del Tabor de Caballería, y el soldado Antonio Díaz Gutiérrez, los dos liberados el 27 de enero de 1923. Prueba de la abnegación y distribución de los sargentos y suboficiales al grupo en el que permanecieron largos años en campaña fue la situacion del sargento José Brosel Bujeda, el más joven de los de su empleo en 1921. Nació en el seno de una numerosa familia en Villafranca del Campo -Teruel- el 11 de enero de 1899. Ya desde niño mostró vocación por la milicia y como la familia no podía costear sus estudios en la academia ingresó a los dieciséis años como educando de banda en el Regimiento de Tetuán en Castellón. Menos de dos años después permutó con el quinto Francisco Pons destino en Marruecos, gracias a lo que ha podido comprar una casa más grande para sus padres y seis hermanos dando pruebas de precoz compromiso y preocupación por los suyos. La permuta le llevó hasta Melilla, al 42 de línea, siendo su primer destino el destacamento de Reyen. Poco duraría su estancia en el Regimiento de Ceriñola, José quería realizar carrera y sabía que las tropas de choque ofrecían más opciones de promoción, aunque asimismo mayor peligro.

Melilla 1922

No combatió y sus pertenecientes se unieron a la retirada general hacia Ben-Tieb. Fue asediada y se rindió el 2 de agosto, siendo su guarnición la única que, tras rendirse, fue respetada por los rifeños. Con la caída de esta plaza quedó sentenciado el destino de Monte Arruit. El 17 de julio Abd el-Krim, antiguo funcionario de la Administración de españa en la Oficina de Temas Indígenas en Melilla, al cargo de la cabila de los Beniurriagel , y con el acompañamiento de las tribus cabileñas presuntamente aliadas de España, lanzó un ataque sobre todas y cada una de las líneas españolas. En cuanto al resto de situaciones, se encontraban desperdigadas, enclavadas en puntos elevados de bien difícil acceso, no disponían de agua en su interior, sino había que transportarla casi a diario, a veces a distancias de hasta 4 km, mediante caravanas de mulas por estrechos y pedregosos caminos propicios a la emboscada. Además de esto las instalaciones no contaban con aljibes para almacenar agua y tener una reserva por si acaso se generaba un asedio. No podían prestarse apoyo entre por las distancias que separaban una posición de la anexa.

Teniente Pablo Ferrer Madariaga

Fue propuesto para la Laureada de San Fernando si proseguía como militar pero no deseó seguir. He empleado frecuentemente el buscador de la Biblioteca para entrar a datos de filiación de los miembros del Grupo de Regulares. “Los primeros regulares y la caballería” Memorial de Caballería Nº 72.

Publicaciones Similares