Melilla

Grupo De Fuerzas Regulares De Infanteria Melilla N 2

Tras la retirada del Protectorado,gran parte de los Conjuntos de Fuerzas Regulares Indígenas se disolvieron,quedando los G. de Infantería Tetuán n.º 1 y Ceuta n.º 3 de guarnición en Ceuta, y Melilla n.º 2 y Alhucemas n.º 5 en Melilla,pasando en poco tiempo a estar principalmente formados por españoles de origen europeo y magrebí,de las ciudades de Ceuta, Melilla y otros lugares de España. En el mes de mayo de 1913,la situación en la región montañosa de Yebala llegó a ser realmente peligrosa,con accidentes por toda la zona occidental del Protectorado.Los Regulares llegaron desde Melilla en auxilio de las tropas combatientes. Concedidos sobre todo por su participación en la «Pacificación» de Marruecos y por su intervención en España (principalmente en la Guerra Civil de 1936–1939).Hoy día es la unidad más condecorada del Ejército Español. En 1921 y tras el Desastre de Annual fue creada otra unidad llamada Conjunto de Fuerzas Regulares Indígenas de Alhucemas n.º 5. Formaron parte de la punta de lanza desde los inicios, a lo largo de la llamada «Campaña del Desquite» y en el Desembarco de Alhucemas en 1925, por ejemplo operaciones a lo largo de la Guerra de Marruecos.

Grupo De Fuerzas Regulares De Infanteria Melilla N 2

Para llegado el momento actuar con precisión milimétrica de vanguardia, o como fuerza de choque muy temida al tener cuenta de cuerpo altamente capacitado y preparado de reacción, contención y ataque, según exigencias. En 1912 se tresdoblaron los efectivos de este cuerpo hasta constituir un grupo mixto, compuesto por tres tabores de infantería y uno de caballería a tres escuadrones. Esta primera mehala se articuló en dos tabores, a una o dos mías de tres yemaas, mandadas por sus propios caídes. Los suboficiales se los conoce como mokaddemin, los cabos maauenin y los soldados askaris. Cada mía de infantería tenía 110 askaris y las de caballería 75. Mientras que tuvo entidad tabor, esta unidad no tuvo derecho a ostentar la enseña nacional.

Teniente Gregorio Martín

En Marruecos solo surgieron la compañía de depósito y una sección de fusiles-ametralladores por tábor no expedicionario. Exactamente las mismas unidades en España y Marruecos creó la del Rif núm. En 1922 se acordó la disolución de las denominadas Mías de Policía Indígena integrándose en “mehal-las”, y en 1925 se creó una Inspección General de Intervención y Tropas Jalifianas de la que dependían aquellas. Por otra parte, Gárate Córdoba concluye su artículo haciendo un balance final de los combatientes africanos. Y sin ninguna referencia anterior añade sendos grupos de zapadores y transmisiones y eleva el total de tábores de mehalas a 20 (además de tres de caballería), los tábores de Tiradores de Ifni a seis. De esta manera termina por encajar con lo correcto en un principio por Salas Larrazábal pero no nos aclara en el momento en que se crearon estos tábores.

Además el Gobierno republicano envió al teniente coronel Juan Ayza a Marruecos entre febrero y agosoto de 1937 para que estudiara las opciones de promover una sublevación. Aparte de estas unidades de Infantería, a primeros de octubre del 36 se organizó en Cáceres un Regimiento de Vehículos de Combate (la primera compañía de vehículos del Ejército nacional se crearía el día 6 y recibiría su bautismo el 21). Esta unidad salió para el frente como un batallón en el que se encuadraban numerosos legionarios el día 27 de octubre y entró en combate el 1 de noviembre. A inicios de 1937 se había transformado en la Bandera Legionaria de Vehículos de Combate y el 4 de marzo se le incorporó una Compañía Antitanque. A inicios del 38 era ya la Agrupación de Carros de la Legión.

La Administración Del Lugar Requiere Que Esté Registrado Y Se Haya Reconocido Para Poder Ver Este Foro De Discusión

Avanza la caballería que es sorprendida y deshecha en una despiadado emboscada de la harka contrincante. De inmediato, el jefe del Tabor, comandante Muñoz Güi, ordena que salga en su protección una compañía de Infantería del mismo, que es del mismo modo batida, ocasionando la muerte de su capitán, de dos de sus oficiales y de 60 de sus hombres. Frente a la gravedad de la situación acuden en su auxilio ámbas restantes Compañías del Tabor a cargo de su Jefe, el comandante Muñoz Gúi, el que es herido gravemente falleciendo ese mismo día. Hoy en día el Grupo se constituye de una Plana Mayor de Mando y un Tábor. El Tábor Tetuán nº 1 es una unidad de infantería ligera, operativa, actualizada, cohesionada, de total disponibilidad y muy motivada. Estas cualidades se ven incrementadas por el espíritu Regular, fundamentado en su glorioso historial, cuajado en los campos de guerra por sus héroes y por todos los que nos precedieron. Las Fuerzas Regulares nacieron en un periodo de nuestra historia de mucha crudeza.

Grupo De Fuerzas Regulares De Infanteria Melilla N 2

En total contaba con 1841 hombres (416 españoles y 1425 rifeños) a sus órdenes. A lo largo de la dictadura de Primo de Rivera, intervino en distintas conspiraciones. Inicia su carrera como teniente en Cuba, donde sube a capitán. Tras el desenlace de la guerra de Cuba regresa a España y participa en varias campañas en Marruecos . Con el empleo de comandante de regulares fue condecorado con la Cruz Distinguida de San Fernando por su acción en el combate de Beni Zaiem (Tetuán) el 1 de febrero de 1914.

Esta unidad actuó de entrada por partes sueltas y después como unidad sin dependencia, siéndole concedida por su actuación en la defensa del puente de Serós la Medalla al Mérito Militar colectiva por orden del 23 de diciembre de 1944. Como resultado se acordó la disolución de la unidad, ofertando a los askaris que lo desearan el traslado a los tábores expedicionarios de las “Mehal-las” del Rif, Tetuán y Larache, según sus cábilas de origen, y la repatriación a Marruecos de los que no lo solicitasen y de los que habían visto mala conducta. Llegó a la Península el 12 de septiembre de 1936 compuesta por veinte oficiales y suboficiales en la mayoría de los casos indígenas y 218 askaris. Este número aumentó con nuevos reclutas, ya que al disolverse se componía de un oficial español, 4 suboficiales y 331 askaris. A lo largo de los combates en los que intervino sufrió las bajas por muerte de dos caídes y veinticinco askaris, sobre todo en la región de Seseña, donde actuó hasta el momento en que se estabilizaron los frentes.

  • Durante este intérvalo de tiempo de cinco meses, viajaron asimismo a la Península diferentes fuerzas jalifianas.
  • En el mes de noviembre se trasladaron tres tábores y dos escuadrones de Regulares.
  • En concreto, un tábor (el 3º/Meh.Rif), una unidad de depósito y once compañías de ametralladoras y once partes de morteros para cada uno de los tábores de mehala que luchaban en territorio nacional.

Pocas fueron las unidades iniciales que continuaron en territorio marroquí. Allí quedaron las lisas mayores y las compañías de depósito de estas entidades para encuadrar a los nuevos reclutas llegados al otro lado del Ajustado o a los mesnaderos marroquíes que se alistaban. En la situacion de los de europa, parte de los reclutas o reservistas llamados a filas, singularmente los de Andalucía y Extremadura, eran instruidos a lo largo de quince días en el Protectorado. Desde allí, donde fueron encuadrados en batallones de Cazadores hasta la primavera de 1937 y desde entonces en las denominadas divisiones de la serie 150, eran mandados nuevamente a España para combatir. Desde la primavera del 37 y como consecuencia de la disminución de marroquíes alistados desde finales de 1936, la cadencia en la creación de nuevas entidades decayó hasta cesar.

Entradas Similares