Melilla

Ceuta Melilla Canarias Marruecos

La ministra de Asuntos Exteriores vió cómo de un plumazo se han deteriorado, mucho más si cabe, las endebles relaciones entre el Gobierno de Sánchez y el reino alauí. Después del postergamiento de la cima bilateral, sosprechada para este mes de diciembre, y del espaldarazo de la administración Trump a Rabat en sus pretensiones en el Sáhara Occidental, Pedro Sánchez ve cómo la situación se le escapa de las manos tras las últimas declaraciones del Gobierno marroquí. En una entrevista el jefe del Ejecutivo de Marruecos, El Othmani, ha reiterado, en relación a ámbas ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, que «el statu quo dura ya cinco o seis siglos» y aseguró que «llegará el día en que vamos a reabrir el tema de Ceuta y Melilla, territorios marroquíes como el Sáhara». El presidente de Marruecos, Saadeddine El Othmani, ha desafiado al Gobierno de Pedro Sánchez con unas afirmaciones sobre Ceuta y Melilla. «Son marroquíes como el Sáhara» ha dicho el máximo representante del gobierno en una entrevista a una televisión egipcia.

Ceuta Melilla Canarias Marruecos

En esos primeros años, la inmigración marroquí, como la de cualquier otro origen nacional, se encontraba con un vacío legal y, desde 1985, con una regla migratoria meramente restrictiva que no ofrecía canales creíbles de inmigración legal. Hasta 1991, la entrada en territorio español era fácil para la población marroquí, a la que no se demandaba visado, al igual que a los ciudadanos de otros países norteafricanos. A partir de ese año se impuso el visado para esas poblaciones como producto de la adhesión de España al Convenio de Schengen. Primero puso el foco en Ceuta y Melilla, donde desde hace meses lleva a cabo una estrategia de asfixia económica con el objetivo de anexionarse las dos ciudades autónomas españolas.

Ceuta Y Melilla: Historia De Dos Ciudades Y Un Litigio

Todo eso, sin olvidar que el Parlamento marroquí ha aprobado la ampliación de sus aguas jurisdiccionales, desde el Sahara, lo que afecta al mar territorial de España cerca de las Canarias. «Sánchez debe responder inmediatamente a las afirmaciones del presidente marroquí», advirtió el presidente del PP en un mensaje en Twitter. Casado recalcó que «la soberanía española de Ceuta y Melilla, y la integridad territorial nacional es irrenunciable». El primer anuncio de Marruecos, en diciembre, estuvo seguido de la difusión por la parte del Ejército del Aire español del vuelo de dos cazabombarderos F-18 sobre aguas canarias, así como se contó en estas páginas. La nueva ministra de Temas Exteriores, Arancha González Laya, viajó a Marruecos y aseguró que el Ejecutivo de Pedro Sánchez está resuelto a hablar con las autoridades del reino alauí, pero en cualquier caso con una posición de firme defensa de las aguas territoriales españolas en Canarias.

Empezó a mediados de los años 80 del pasado siglo cuando inmigrantes marroquíes comenzaron a asentarse en zonas de agricultura intensiva y de regadío en el litoral mediterráneo español, primero en Cataluña y después en la Comunidad Valenciana, Murcia y Almería. Hasta entonces, los faros de los puertos y las torres de control de los aeropuertos marroquíes defienden las provincias de Tánger y Nador, custodian a las españolas Ceuta y Melilla y controlan El Ajustado.

Victoria Marroquí En Vehículos Blindados

Como era de esperar, la declaración de El Othmani provocó conmoción en España, llevando a la secretaria de Asuntos Exteriores, Cristina Gallach, a convocar a la embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich. El Gobierno español mencionó que espera que sus socios respeten su soberanía e integridad territorial. Aunque Marruecos dejó la cuestión de Ceuta y Melilla de lado durante los últimos 15 años, siempre y en todo momento ha cuestionado la soberanía de España sobre ellos y le ha instado a abrir debates sobre su futuro. El Gobierno de España no tardó en reaccionar a la declaración que el jefe de Gobierno de Marruecos, Saad Eddine El Othmani, hizo sobre los enclaves españoles de Ceuta y Melilla en el norte de Marruecos. En afirmaciones al canal de televisión saudita Al Sharq, El Othmani mencionó que Ceuta y Melilla son una parte del territorio marroquí, añadiendo que será necesario abrir una discusión sobre su porvenir con el Gobierno español. El autor solicita que el Gobierno se aclare en la cuestión saharaui y reconozca la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental. Los observadores en materia de defensa han señalado múltiples veces que, con ayuda americana, Marruecos hace un extenso programa de rearme en todos los ámbitos.

  • Sigue extorsionando a España con esos marroquíes que viven en Ceuta y Melilla pero, sobre todo, con las pateras que llegan a Canarias, cargadas de emigrantes.
  • Campos pide al Gobierno de España que abandone “la tibieza con la que se ha conducido con las resoluciones unilaterales y también ilegales decididas por el país alauita sobre el territorio saharaui, intensificadas en el último año”.
  • Comenzó a mediados de los años 80 del siglo pasado cuando inmigrantes marroquíes han comenzado a asentarse en zonas de agricultura intensiva y de regadío en el litoral mediterráneo español, primero en Cataluña y después en la Comunidad Valenciana, Murcia y Almería.

La perspectiva es que se transforme enel segundo con mucho más vuelos de Marruecos, después de Casablanca, la ciudad más importante económica. Así, sigue importando y exportandomercancías con aranceles que no recaudabacon el paso informal por Ceuta y Melilla. Mientras estas ciudades viven asfixiadas por la dependencia de mano de obra y de materia prima, como los áridos, el pescado o los modelos agrícolas. El rey de Marruecos, Mohamed VI.Tener todo dispuesto para no depender tampoco de Ceuta dejó a Marruecos acabar con el porteo enoctubre de 2019y con el paso de mercancías por la frontera de Tarajal en febrero de 2020. Mientras este miró a otro lado y descuidó el norte del país; el actual monarca, al contrario, se centró su estrategia en desarrollar las regiones lindantes a España, al Ajustado de Gibraltar y al Mar Mediterráneo.

Campos pide al Gobierno de España que abandone “la tibieza con la que se ha conducido con las resoluciones unilaterales y también ilegales decididas por el país alauita sobre el territorio saharaui, intensificadas en el último año”. De todos modos, Marruecos es leal a su política de restar relevancia a todo lo que este relacionado a el Frente Polisario, al que siempre y en todo momento ha negado toda legitimidad para charlar representando a los saharauis, y la minusvaloración de sus ataques abunda en la misma lógica que la de llamar “milicias” a los combatientes del frente. La presente contienda en el Sáhara Occidental, que no está claro si merece el nombre de guerra, es un típico conflicto contemporáneo, muy del siglo XXI, donde lo que se dirime no son hechos de armas -hasta ahora pocos- sino más bien la batalla por el relato, así como explicaba para la agencia Efe Javier Otazu. En este momento, la mayoría de los inmigrantes que están llegando en los últimos meses a Canarias proceden de Marruecos pero asimismo de Argelia (aunque asimismo hay de Guinea Conakry, Senegal, Mauritania, Nigeria o Mali, entre otros muchos países). La ruta canaria ha recobrado protagonismo en este 2020como consecuencia del férreo control policial que existe en el Ajustado y en el Mediterráneo central. El 12 de marzo anunció el cierre de las fronteras terrerestres con Ceuta y Melilla para luchar contra la pandemia del coronavirus. El ademán no sentó bien a Pedro Sánchez, que quiso marcar terreno y, a las tres semanas de jurar el cargo, viajó a París, a estrechar la mano del presidente francés, Emmanuel Macron.

Ceuta Melilla Canarias Marruecos

El mismo sistema secreto de los vuelos de la muerte de Afganistán en el 2002 con Aznar, ahora con Pedro Sánchez”. No conocemos la agenda, pero espero y estoy seguro de que si se toca este tema, el Gobierno va a ser todo lo contundente que esperamos. Son elucubraciones de señores del Gobierno marroquí, que son libres de tener ensoñaciones para aprovechar una coyuntura cierta.

Publicaciones Similares