Melilla

Banderas De Ceuta Y Melilla

Se comenzó a construir en 1890, bajo emprendimiento del comandante de ingenieros Eligio Suza y contrata de Manuel Fernández. Se inauguró el 1 de enero de 1892 y fue bendecido por el vicario Juan Verdejo.

Banderas De Ceuta Y Melilla

En contraste a las comunidades autónomas, no tiene una asamblea legislativa autónoma propia. El 46 % de la población censada es originaria de la península ibérica, con el idioma español como lengua materna y de tradición religiosa católica (diócesis de Málaga). Otro 44 % de los melillenses son musulmanes, en su mayoría de origen rifeño; algunos tienen ahora conseguido el castellano como lengua materna, al tiempo que otros tienen el chelja o rifeño , que es la lengua mayoritaria en la zona donde se asienta Melilla. Esta lengua tiene reconocimiento oficial en Marruecos, pero no en el enclave español, si bien existe un artículo del estatuto de autonomía de Melilla en el que se exige la «promoción y protección de la lengua y cultura bereberes». Le prosigue en relevancia, mucho más histórica que demográfica, la red social judía con unos 1000 habitantes, en su enorme mayoría descendientes de sefardíes expulsados de la península ibérica por orden de los Reyes Católicos y la Inquisición De españa.

Bandera España

En el caso de Cataluña, el nombre figura como Cataluña en la redacción en castellano del Estatuto, mientras que en las redacciones en catalán y en occitano, que asimismo son lenguas oficiales, figura como Catalunya y Catalonha respectivamente. Ceuta y la ciudad hermana de Melilla reciben este año dos banderas negras más para sus costas.

Banderas De Ceuta Y Melilla

3) Recibe transacciones del Estado como concejo y como red social autónoma sin serlo y también recibe fondos europeos. El partido socialista ganó las inmediatas elecciones en ambas ciudades en frente de los representantes de la derecha.

¿un Ramadán Sin Coronavirus? La Vacunación Levanta Las Esperanzas En Marruecos

Sin embargo, tras la independencia de la zona francesa en 1956, no ha podido eludir lo propio de la región de españa gracias a permanentes disturbios. Es verdad que la composición étnica, religiosa y laboral de ambas ciudades ha ido cambiando. Las comunidades musulmana, y, en menor medida, judía y también hindú han marcado ayer y aún marcan hoy el censo de población y el armamento humano que tipifican la economía de trueque ceutí y melillense. La posesión de españa de la ciudad de Melilla es, en la visión y el argumentario español, más flagrante si cabe. La hispanidad de esta otra plaza-fuerte data de su conquista, que se encargó a la casa ducal de Medina Sidonia en 1497. O sea, si sopesamos la españolidad de ambas ciudades, Melilla contaría un siglo mucho más de pertenencia al cambiante Estado peninsular que la misma Ceuta. En los Estatutos de Autonomía de Andalucía, Aragón, Canarias, Castilla-La Mácula, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Galicia y La Rioja no se especifica una denominación oficial para estas comunidades autónomas.

Entradas Similares