Última hora

20140201 LaLuz

A+ A A-

El plumero de Donoso

  • Publicado el Miércoles, 09 Octubre 2013 12:34
  • Escrito por Jaime Villegas

09/10/2013  La Opinión del Director. Por Jaime Villegas Surroca

 

Nuevamente un micrófono abierto le ha vuelto a jugar una mala pasada a un político. Esta vez ha sido Esther Donoso, la concejala de Presidencia y Participación Ciudadana de Melilla –y presidenta de Inmusa- la que ha sufrido el desliz. Ocurrió durante un turno de respuestas en el pasado pleno de control; al intentar abrir el micrófono, y pensando que aún estaba cerrado, la concejala soltó un “coño” rotundo y nervioso, al más puro estilo patrio, dado que esta interjección es una de las más usadas en nuestro país por españoles de toda condición. Muchos recordamos como si fuese ayer el “manda huevos” de Trillo (y eso que ocurrió en el año 1997…) o el “¡vaya coñazo que he soltado!” de Aznar hace poco más de diez años. Éste es un país muy de gónadas.
Estoy de acuerdo con Donoso cuando califica el exabrupto de “chascarrillo”. Pero una cosa es el “coño” de Donoso y otra muy diferente, su plumero. Porque a la concejala se le vio el plumero en esa intervención ya que, por primera vez, un miembro del ejecutivo local ha expresado sin ambages lo que realmente piensan sobre los convenios publicitarios. En respuesta a una pregunta de Julio Liarte, portavoz del PPL en la asamblea melillense, Donoso desenfundó su plumero –tras el mencionado chascarrillo- para dejar claro que no se trata de convenios si no de “subvenciones”, como ella mismo dijo (o se le escapó). Y que estas “subvenciones” no se le pueden dar unos medios de comunicación que guardan, según ella, afinidades con un partido de la oposición, ya que serviría para financiarlo. Apuntó Donoso directamente a las supuestas afinidades políticas del empresario propietario, como si ahora, después de más de treinta años de democracia, no se pudiese ejercer la libertad ideológica en este país.
Hagamos ahora el negativo de las palabras de la concejala: sólo pueden recibir “subvenciones” los medios de comunicación afines al partido que gobierna. Donoso da por hecho que las “subvenciones” dadas a medios de comunicación no afines revertirán directamente en la financiación de un partido de la oposición. Mucho más le deberían preocupar los donativos ilegales que recibe su partido, aunque desgraven. Lo que tiene que hacer la concejala es garantizar la equidad, justicia, transparencia y legalidad del reparto -vía convenio, vía “subvención”- del dinero público y no usarlo como caramelos que sólo se les dan a los niños que han sido buenos. Y esta premisa se extiende a todos los ámbitos de la servil vida social de esta ciudad: asociaciones afines, constructoras afines, colegios profesionales afines… Está prohibido disentir, porque el castigo será quedarse en la cuneta sin opción a recibir ningún tipo de ayuda pública. Este es el mensaje, o el plumero.
Por lo que a mi respecta como director, la única consigna que he recibido del editor es tratar a todos los políticos por igual, sólo que, como una de las principales funciones de la prensa es velar por el buen uso de los recursos públicos que realizan los gobernantes, las tortas se las come al que le toca gobernar, en este caso el PP. Es nuestra obligación repartirlas y es su responsabilidad aceptarlas. Pero que no desesperen, pues tenemos tortas para todos: actuaremos igual cuando gobierne cualquier otro, incluso el PPL. Supongo que es un pensamiento igualitario que no encaja con los planteamientos democráticamente primitivos de Donoso y compañía. Que a veces converjan determinados temas o intereses con los de los partidos de la oposición tiene cierta lógica, pues el nuestro es otro tipo de contrapoder democrático. Y como contrapoder denunciamos la inaceptable existencia de unos convenios repartidos de forma arbitraria que persiguen un control de la prensa, un yugo a la libertad de información que tiene sus días contados. Con “subvención” o sin ella seguiremos en esta ciudad, que se hagan a la idea los que nos gobiernan. No nos pueden eliminar de un “plumazo”, como suele hacerse en los regímenes totalitarios, tendrán que aprender a convivir con nosotros y cuanto antes se den cuenta, menos tiempo perderemos todos.
Censura a Cablemel Tv en el acto del Kursaal
Una de las técnicas de la propaganda política, como bien nos lo enseñó el catedrático Alejandro Pizarroso, consiste en invisibilizar a tu adversario. Lo sabe bien uno de los mayores propagandistas del gobierno de nuestra ciudad, Antonio Ramírez, y así lo puso en práctica el pasado viernes en el Kursaal durante la celebración del Patrón de la Policía Nacional. Me explico; para este evento, la Policía había contado con la colaboración de Cablemel Tv en la elaboración de dos videos que se pudieron ver durante el acto. Se trataba de un resumen y un extracto de un reportaje titulado “Tras el uniforme” que narra las vicisitudes de varios policías de Melilla, haciendo hincapié en la vida personal tras el uniforme. Antonio Ramírez, conductor del acto, era el encargado de dar paso a estos videos y se le debió de atragantar la palabra “Cablemel Tv”, porque en ninguno de los dos casos la pronunció. Me consta que estaba debidamente informado sobre la propiedad de los videos y sin embargo tomó la decisión de censurarnos. ¿Tan difícil es, sr. Ramírez, aceptar que existimos? Repita conmigo: CA-BLE-MEL. Una empresa local que, como Vd. sabe muy bien, da trabajo a melillenses y que es capaz de producir reportajes con estándares de calidad a nivel nacional no tiene por qué aguantar este ninguneo. Las autoridades policiales, las mismas que reconocieron la labor de Cablemel Tv en la celebración del Patrón hace dos años otorgándonos una placa no deberían haber mordido el “anzuelo” de estos manipuladores de la realidad. La Policía y Cablemel Tv permanecerán más allá de las legislaturas, los políticos que nos gobiernan no tienen porque.
Momentazo destacado de la celebración: el efusivo aplauso que recibió la jueza María José Alcázar al subir al escenario para ser condecorada con la Cruz con Distintivo Blanco de la Orden al Mérito Policial. La cara del alcalde, a cuyo ayuntamiento sometió a registro hace unas semanas, no tenía precio.

 

AddThis Social Bookmark Button

Advertencia Legal: “Diario Digital de Melilla no se responsabiliza ni comparte necesariamente, las informaciones, conceptos u opiniones vertidas en las Notas de Prensa que reproduce en su integridad, ni por las vertidas por sus diferentes colaboradores, que firman las columnas de opinión.”

grupogaselec p